Cuando estamos enamorados creemos que la otra persona es el centro del universo, y pensamos frases bonitas y poemas de amor que reflejen lo que sentimos profundamente en el corazón. Estos sentimientos nos llenan de gozo y alegría, pero lo que nunca debemos olvidar es que nuestra felicidad no tiene que proceder del exterior, sino que es un proceso interno que debemos aprender día a día.

vive y se feliz

Si basamos nuestra vida únicamente en el ser amado, corremos el riesgo de quedarnos vacíos al no estar más junto a esa persona y también perdemos la oportunidad que se nos brinda de conocernos y realizarnos como individuos.

Enamorarse de alguien va más allá de frases de amor, es elegir un compañero que nos complete y nos ayude a sacar lo mejor de nosotros mismos. No podemos poner en otro la responsabilidad de nuestra propia felicidad, tenemos que hacernos cargo de nuestra vida y disfrutar del amor y las personas que nos rodean, siempre poniendo lo mejor de nuestra parte.