Quiérete a ti mismo y no dejes que las opiniones de los demás influencien en tu vida, produciendo un cambio que creas que no necesites. No olvides que todos tienen una imagen distinta de uno mismo y para todos nunca vas a ser perfecto, siempre habrá algo que cambiar.

Si vas a cambiar hazlo por ti, por tus necesidades, por verte bien, por ser feliz, porque creas que debes mejorar en algo interiormente para mejorar tu calidad de vida, pero nunca lo hagas por agradar a personas, puesto que esto es una connotación de no quererte a ti mismo sino a los demás, y tu eres muy importante.